Categorías
Eventos

3, 2, 1… ¡Boom y networking!

El pasado jueves 23 tuvo lugar en Cristasa el Primer Encuentro de Comunidades Impulsa. El objetivo era crear oportunidades de negocio y sinergias entre todas las empresas residentes en Impulsa. ¡Y vaya si se consiguió!

Las empresas asistentes tuvieron la oportunidad de conocer residentes de variados sectores y distintas ubicaciones. Empresas del Edificio Impulsa del PCTG, de Quinta La vega, de la residencia Laboral Impulsa, del Espacio Tecnológico Campus y de las naves de Roces-Porceyo fueron recibidas en el Edificio Cristasa por las empresas allí alojadas, que en esta ocasión ejercían de anfitrionas.

Tras la introducción de las dinámicas, fueron los allí presentes quienes eligieron las preguntas del QuickTest que complementaba a la presentación de cada negocio. En turnos de dos minutos, las más de cuarenta personas allí presentes explicaron cuál es su proyecto profesional, en qué momento se encuentra, qué necesidades tiene de otras empresas y en con qué sectores le gustaría colaborar, además de explicar su aventura de negocio más interesante y por supuesto su plan de desarrollo. ¡Y todo esto en dos minutos! El ingenio y la capacidad de síntesis se pusieron de manifiesto. 

Después de los turnos de palabra las personas que se encontraban en el encuentro se toparon con una sorprendente noticia: habían sido elegidas para desactivar una bomba. Un sobre misterioso les había sido entregado al llegar y dicho sobre desentrañaba ahora el misterio. Por equipos de color debían recoger una misión y superar tres enigmas. Con el resultado de tales enigmas conseguirían abrir el candado que cerraba la caja, una por equipo. Dentro se ocultaba un dígito, el que formaría parte de la clave alfanumérica que desactivaba la bomba. 

Los equipos rápidamente se pusieron manos a la obra y con mayor o menor premura fueron consiguiendo abrir las respectivas cajas. Pero faltaba aún la última parte de la misión: nombrar una persona que portara el dígito del equipo al punto de desconexión, y junto al resto de representantes, conseguir desactivar el artefacto

¡Objetivo conseguido! La bomba pudo neutralizarse casi cinco minutos antes del tiempo que marcaba el crono. Y algo aún más importante había sucedido: mediante el juego se consiguió hacer networking, poner en práctica el trabajo en equipo y observar las habilidades y personalidades que allí se congregaban. Las felicitaciones y el agradecimiento a nuestros chicos de Make Projects que nos cedieron sus recursos precedieron al café y el buen rollo, y como no, al intercambio de tarjetas y teléfonos… ¡el negocio está servido! 

Esperamos que este encuentro entre las empresas residentes en la Red Impulsa sea el primero de muchos más. ¡Gracias a todas las personas que lo hicisteis posible! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s